El MI6 usó semen como tinta invisible durante la Primera Guerra Mundial

Una entrada en el diario de un alto cargo del Servicio Secreto de Inteligencia (MI6) ha revelado que durante la Primer Guerra Mundial se descubrió que el semen podía actuar como tinta invisible, según cuenta el diario británico 'Daily Telegraph'.
En junio de 1915, Walter Kirke, encargado de la inteligencia militar en Francia, ecribió en su diario que Mansfield Cumming, citado en el diario como 'C', el jefe del servicio de inteligencia británico estaba haciendo'varios descubrimientos para conseguir tinta invisible en la Universidad de Londres'.
En octubre, anotó en su diario que 'había oído al jefe decir que la mejor tinta invisible era el semen', fluido que no reaccionaba a los métodos de detección usuales en la época. Además, el semen tenía la cualidad de que podía ser leído perfectamente.
Un miembro cercano a Cumming, Frank Stagg, aseguró que nunca vio a su jefe tan contento como cuando le dijeron que el semen no reaccinaba a los vapores de iodo.
Pero no todo fueron ventajas en este descubrimiento, ya que el agente que lo llevó a cabo tuvo que trasladarse porque se convirtió en el objeto de las burlas de sus compañeros.
Además, algún agente tuvo que ser avisado de utilizar sólo 'tinta fresca' ya que algunos corresponsales que recibían las cartas notaron un extraño olor.
Estas revelaciones se encuentran en el libro 'MI6: La historia del Servicio Secreto de Inteligencia entre 1909 y 1949' del profesor Keith Jeffery al que se le concedió acceso a los archivos secretos de esos años del MI6.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Grossa de Sant Jordi: fecha y hora del sorteo

Puigdemont anuncia que fijará la fecha del referéndum "antes de las vacaciones" de verano