¿Nos toman el pelo las compañías eléctricas?

Crece el número de ciudadanos que se preguntan cómo es posible que el déficit tarifario y, por tanto, la deuda que todos tenemos con las compañías eléctricas no deje de crecer a pesar de medidas como la subida de la luz de un 10% al inicio del año. Algunos grupos políticos empiezan a cuestionar tamaño sinsentido y culpan al sistema de cálculo de precios del pool.
Es el caso del BNG, que ha presentado una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados con la que pretende instar al Gobierno a modificar la Ley del sector eléctrico de 1997 para que el precio de la electricidad se estipule “en función de los costes de generación de cada tecnología” en lugar de a través del sistema basado en las subastas en el mercado mayorista o pool, informa Europa Press.

El texto de la iniciativa sostiene que en este mecanismo el precio final de la electricidad en el mercado mayorista se determina según el precio de la última oferta en ser aceptada, de forma que las tecnologías que producen a unos costes muy inferiores al resto obtienen beneficios “anormal y exageradamente elevados”. Sería el caso de tecnologías “casi o totalmente amortizadas”, como la hidroeléctrica o la nuclear, que perciben unos “beneficios llovidos del cielo”, mientras se habla de la existencia de déficit tarifario porque el precio de la electricidad no cubre sus costes de producción. 

Para el BNG, el problema está precisamente en la metodología empleada para el cálculo del coste de producción a través de las subastas en el pool eléctrico. A su juicio, esto lleva a la “paradoja” de que los beneficios de las grandes eléctricas sean “mucho mayores” con este sistema que los beneficios que obtenían “antes de la liberalización del negocio de la producción”, cuando se ligaba el precio de la energía al coste real de producción de cada una de las tecnologías.

Asimismo, el BNG reclama que mientras que el Gobierno no pueda garantizar que los comercializadores realicen ofertas a los usuarios más vulnerables por debajo de la Tarifa de Último Recurso (TUR), se mantenga el actual umbral de 10 kilovatios de potencia contratada para determinarla. Además, pide modificar el bono social, de forma que puedan acogerse a él los clientes con potencia contratada de 3,3 kilovatios, descentralizando su gestión para dejarla en manos de las comunidades autónomas.

Auditoría del déficit de tarifa
En las últimas semanas crece en la red una iniciativa que solicita auditar el déficit de tarifa del sector eléctrico, a la que se ha sumado Jumanji SolarSolarweb o la Asociación nacional de Productores e Inversores de Energías Renovables (ANPER).

El pasado 9 de febrero, el Grupo Parlamentario Mixto, a iniciativa del senador del Bloc per Mallorca i Psm–Verds, Pere Sampol i Mas, presentaba en el Senado una moción que decía:

“Ante los incrementos de las tarifas eléctricas producidas los últimos meses, el debate sobre la prórroga o instalación de nuevas centrales nucleares, el Real Decreto–Ley 14/2010, por el que se establecen medidas urgentes para la corrección del déficit tarifario, resulta necesario conocer la realidad actual de este sector en el Estado español.”

“La Comisión correspondiente del Senado acuerda: la creación de una ponencia de estudio de la realidad actual del sector eléctrico: déficit tarifario, establecimiento del pool energético, cálculo del coste real de cada sistema de producción, capacidad de producción de cada sistema, coste de los mismos… así como la organización del mercado eléctrico de los Estados más avanzados de la Unión Europea”.


luis merino

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Grossa de Sant Jordi: fecha y hora del sorteo

Puigdemont anuncia que fijará la fecha del referéndum "antes de las vacaciones" de verano